Domingo 10 de Septiembre X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LEZCANO NARRADOR

Domingo 10 de Septiembre  X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LEZCANO NARRADOR

X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LA CANTADERA

X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LA CANTADERA
Domingo 10 de Septiembre. 20.30 Horas Proyecto escénico musical de Folk Canarias, inspirado en un cuento de Pedro Lezcano.Organiza Concejalía de Cultura Ayuntamiento Santa Brígida

viernes, 25 de diciembre de 2009

RECORDANDO A NANINO DIAZ CUTILLAS



La Orden del Cachorro Canario homenajea a Nanino Diaz Cutillas




Malagueñas a Nanino. Ronda en homenaje al folclorista canario




El Programa Sociocultural LA ESQUINA de Rt. Radio Tinamar 89.0 FM del proximo miercoles 30 rendirá también homenaje a Nanino con un programa especial de 20 a 21 horas.


La Orden del Cachorro Canario, fiel a sus fines estatutarios y fundacionales de RESCATAR-VIVIR-TRANSMITIR Y DEFENDER nuestras señas de identidad, nuestro patrimonio histórico y artístico, nuestras costumbres y nuestros valores etnográficos, a partir del segundo año de su fundación en el 1.991 ha venido celebrando en homenaje a Nanino Diaz Cutillas, en la media noche del día veinte y seis para el veinte y siete de diciembre de cada año, el canto de unas Malagueñas en la calle Torres, calle donde se encuentra la casa en la que él nació. Su repentino y prematuro fallecimiento fue el 27 de diciembre del año 1.988.


...Y es que este tímido irrepetible, este humanista que creyó en su pueblo y su gente, que vivió como quiso, sin apenas cuidarse, quiso pasar de puntillas por la vida. Algo, quizá lo único, que no consiguió, puesto que el pueblo, el que no hace promesas sino que se implica en realidades, le recuerda como algo suyo, como Nanino el nuestro.



Fernando Díaz Cutillas. El gran comunicador de la identidad canaria. El comunicador más querido .

Antonio Betancor


Su compromiso con la gente y los valores culturales del pueblo canario le convirtieron, sin proponérselo, en el comunicador más querido de Canarias. Su repentina y prematura muerte constituyó un auténtico mazazo en todas y cada una de las islas, donde se le consideraba uno más de la familia. Ese 27 de diciembre de 1988 se nos murió un familiar muy cercano. Todos quisimos pensar que la noticia de su fallecimiento, que corrió como un reguero de pólvora, y de la que lógicamente se hicieron eco todos los medios de comunicación del Archipiélago el 28 de diciembre, sólo era una macabra broma en el Día de los Inocentes...

“Tenderete”.

Pero, sin duda alguna, la obra más importante de las acometidas por Nanino es el Programa Tenderete. Sin exageraciones de ningún tipo, la aparición del programa Tenderete en las pantallas de Televisión Española en Canarias, constituyó un auténtico fenómeno social. Una respuesta favorable por absoluta unanimidad, porque era algo esperado por el pueblo canario.

En la cabeza de Fernando Díaz Cutillas, un hombre sencillo, sensible, comprometido con su pueblo, bullía desde que se incorporó a la plantilla de Televisión Española en Canarias la posibilidad de aprovechar esa mágica ventana para mostrar a sus paisanos la realidad de su propio pueblo: las manifestaciones de mayor arraigo en estos siete peñascos. Sobre todo, la riqueza musical canaria que, desgraciadamente, no era conocida por los propios isleños.

Tuvo la suerte de contar con el apoyo de uno de los muchos directores del medio que recalaron por la Islas. César Alonso acudió en varias ocasiones al restaurante El Pollo Dorado, en el barrio de Guanarteme de la capital grancanaria, donde Nanino y unos cuantos parranderos se reunían cada semana para alegrar el alma con cantos canarios y suramericanos. Le gustó tanto a César Alonso el encuentro sencillo, pero al tiempo de un altísimo nivel musical, que no dudó en apoyar la idea: mostrar esa parranda a través de televisión para que participara el Archipiélago entero del regocijo con su propia música. Ese fue el primer paso de Tenderete, el programa que ha acaparado los más altos niveles de audiencia que se conocen desde que la televisión llegó a Canarias.

Ni que decir tiene que a Fernando Díaz Cutillas, con sólo 34 años de edad, le había llegado la oportunidad más importante de su vida profesional: dirigir y presentar un programa con el que se sentía más que identificado. Aunque sabedor de que la tarea no era nada fácil, confeccionó el equipo necesario: la parranda base (que luego pasó a denominarse Los Viejos Tendereteros); la dirección musical, que recayó en un músico irrepetible como Eduardo Moreno (Chachón); la producción musical estuvo a cargo de Alfredo Ayala; la realización la asumió el entonces Jefe de Programas, Mariano Martín; y la coordinación Santiago Ramos.

En un reducido plató de la Plazoleta de Milton de Las Palmas de Gran Canaria (donde había que apagar el aire acondicionado para evitar ruidos y, por tanto, con un calor que hacía sudar de una manera exagerada), se puso en marcha, el 7 de septiembre de 1971, todavía en blanco y negro, y en riguroso directo, el primer Tenderete. La cabecera del programa era un dibujo con varios parranderos de Eduardo Millares Sall, Cho-Juaa, y comenzaba con una isa cuyo estribillo (obra de Caco Senante) ...

No hay comentarios: