Domingo 10 de Septiembre X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LEZCANO NARRADOR

Domingo 10 de Septiembre  X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LEZCANO NARRADOR

X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LA CANTADERA

X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LA CANTADERA
Domingo 10 de Septiembre. 20.30 Horas Proyecto escénico musical de Folk Canarias, inspirado en un cuento de Pedro Lezcano.Organiza Concejalía de Cultura Ayuntamiento Santa Brígida

lunes, 2 de marzo de 2009

8 de Marzo: DIA DE LA MUJER.



Homenaje en Santa Brigida a las escritoras canarias con Motivo del Dia de la Mujer.

CHARLA-COLOQUIO: LAS ESCRITORAS CANARIAS:
MUJERES OLVIDADAS.

Conferenciante: Maria del Carmen Reina. Exconcejala Ayuntamiento Santa Brígida. Profesora.

◘ Debate : Sobre el trabajo de la mujer en casa y el no reconocimiento de su labor por la Sociedad.

◘ Recital de Poetisas de Santa Brígida ◘ Exposición Colectiva de Pintura.

VIERNES 6- 20 Horas Real Casino
Villa Santa Brígida

Las escritoras canarias han padecido una doble discriminación, social y de género, en una sociedad predominantemente rural, represiva y replegada en sí misma hasta hace muy pocas décadas.
Por eso este 8 de Marzo: Dia de la Mujer, los colectivos convocantes de este acto queremos homenajear a las escritoras Canarias.



Mujeres de la talla de : Maria Joaquina Viera y Clavijo (1.736 - 1819),, Mercedes Pinto(1883-1976) Pino Ojeda(1916-2002) María Rosa Alonso (1910- ) Pepa Aurora ( 1.946)…. Merecen el reconocimiento de toda la sociedad Canaria y de sus Instituciones.
Un Homenaje que hacemos extensible a las mujeres que
trabajan en el hogar, un trabajo que no es reconocido por el resto de la Sociedad. Una Sociedad que debe ademas implicarse cada vez mas en acabar con la violencia de género.
Organizan: Drago de Sataute, Administradoras del Hogar, Mojo de Caña, La Gaviota Azul, Aran Canarias, Lluvia de Estrellas.
Colabora: Real Casino de la Villa de Santa Brigida
¡Cuánto hemos cambiado!. ¡Cuánto queda aún por hacer en ese largo camino de la igualdad¡

...Tan sólo en el barrio de La Atalaya, las mujeres se hacían más visibles que los hombres, pues ellas eran las que se ocupaban de fabricar las vasijas de barro, pero sin descuidar sus otras tareas de la casa-cueva y la familia; la alfarería era un “oficio de mujeres”. También fue importante su participación en la manufactura del tabaco, en aquella fábrica que existió a la entrada del pueblo y de la que la viajera Olivia M. Stone dejaría un testimonio valioso sobre el número de mujeres trabajadoras en aquella centuria.



....El marco por excelencia de la vida de las mujeres era, por tanto, el hogar, su única misión, la familia y, socialmente, sólo se le reconocían tres estados honorables: hija, esposa y madre. El servicio doméstico ocupaba, a la mujer del pasado, todo el día, ya fuese en el hogar familiar o empleándose como “sirvientas” en la casa de los propietarios de la tierra; en muchos casos, este trabajo era realizado por las hijas de los propios medianeros de la finca. Las criadas no solían faltar en ningún hogar medianamente acomodado, sacadas, frecuentemente, del terruño y empujadas a su modesto oficio por pura miseria, a veces, sólo por la comida. Aunque a menudo pasaban menos necesidades de las que hubieran sufrido de permanecer en el mísero medio rural del que procedían.
En 1904, por ejemplo, sólo una mujer trabajaba fuera del hogar de los 4.870 habitantes con los que contaba la población satauteña, según el padrón de habitantes de la época. Era la maestra de la única escuela de niñas que existía en el pueblo, doña Juana Navarro González. La nula presencia de la mujer en actividades profesionales es, suficientemente, expresiva de la escasa preparación femenina y del horizonte mental de la época.



...Y pasan los años.... Hasta 1931, la mujer no pudo ejercer su derecho al voto. La época de la II República traía aires de libertad para algunos....y temores para otros. Pero todas las esperanzas que trajo aquel nuevo régimen se vieron frustradas por la guerra civil y la posterior dictadura que cerró cualquier atisbo de libertad política y social. No obstante, algunas se asomaron, de manera destacada, al mundo de la cultura. “Un pequeño grupo de mujeres, llenas de entusiasmo y alentadas por la generosa ocasión que nos brinda el Diario de Las Palmas”, inició el 14 de noviembre de 1953, la publicación mensual de un suplemento femenino, Mujeres en la Isla (1953-1965), cuyo proyecto se fraguó en una casa del Monte Lentiscal.
Su participación en la política municipal, sin embargo, sólo fue posible hace algunas décadas, gracias a la instauración de la democracia en España. Los primeros años de la democracia presenciaron el creciente protagonismo de la mujer, que comenzó a ocupar territorios que hasta entonces le habían estado vedados. Las dos mujeres pioneras que ejercieron de concejalas en el Ayuntamiento, por primera vez en la historia de Santa Brígida, se llaman Adela Sánchez Padrón, entonces vecina de La Angostura y Gloria Déniz Déniz, del barrio de El Madroñal. ¡Pero fue en 1987!.
Los nuevos aires de la democracia también se hicieron notar en el Real Casino de Santa Brígida, la única sociedad de recreo, fundada en el pueblo en 1900. La directiva elegida en 1978, presidida por el ingeniero Cristóbal Pérez Ruiz, dio vía libre a la entrada de las mujeres en esta institución, a propuesta del directivo Felipe Rodríguez González, como adaptación a los nuevos tiempos. Hasta entonces, las mujeres sólo podían entrar cuando se celebraban en sus salones los mencionados bailes, conocidos antiguamente como asaltos. Lolona González Cabrera, funcionaria del Ayuntamiento, ya fallecida, se convertiría así en la primera mujer en disfrutar de las actividades culturales y de ocio de esta centenaria institución, que en los últimos años ha contado con tres mujeres presidentas: Victoria Casas PérezMª Carmen (Chicha) Reina Jiménez (2005) y Guadalupe Ventura Alemán (2006-2007). (2001-2004),

Extractos del articulo publicado en Santa Brigida patronales.es

LA HISTORIA DEL DIA DE LA MUJER
El movimiento en pro de los derechos de la mujer no surgió en el siglo XX o en el XIX como muchas pensábamos, sino que existen antecedentes documentados ya anteriormente. Sin embargo, hasta el siglo XX no se han logrado los mayores logros, siempre con el sacrificio y la lucha de numerosas mujeres que no han querido conformarse.
Cabe destacar que antes de que se instaurara el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora ya se habían celebrado otros eventos similares entre los que cabe destacar el
Women’s Day que se celebró en Estados Unidos el 28 de febrero de 1909 y que continuó teniendo lugar hasta 1913, aunque dicha celebración era de carácter más nacional.
Sabemos que nuestro primer Día Internacional de la Mujer tuvo lugar el 19 de marzo de 1911 en varios países de Europa, y que en ese primer encuentro participaron más de un millón de mujeres ansiosas por hacer saber al mundo sus reivindicaciones:
El derecho a voto
El derecho a la ocupación de cargos públicos
El derecho a la formación profesional

El derecho al trabajo y a la no discriminación por el mero hecho de ser mujer.
Aunque lo anterior lo conocemos con certeza el problema surge cuando queremos saber el detonante de dicho acontecimiento, puesto que existen muchas fuentes de información erróneas con diferentes versiones al respecto.
Una de las versiones sobre este tema cuenta que el 8 de marzo de 1857 en Nueva York las mujeres de una fábrica (cuyo nombre también varía según la fuente) protestaron por la mejora de sus condiciones laborales, tras lo cual el empresario dueño de la fabrica las encerró y prendió fuego a la fábrica muriendo 129 mujeres. El mito continúa afirmando que en conmemoración de este suceso surgió más adelante el Día Internacional de la Mujer, pero en realidad no existe ningún documento fiable que corrobore esta versión. Otra teoría que circula es que dicho incendio ocurrió el 8 de marzo de 1908, teoría que se viene abajo en cuanto se descubre en el calendario de ese año que el día 8 de ese mes era domingo, día en el que difícilmente se origina una huelga, además de que tampoco hay ningún dato que sustente este hecho. Por último también se escucha que el origen pudo ser una manifestación del sector textil que se produjo en esta época también en Nueva York, pero nuevamente nos encontramos con que la afirmación no parece basarse en ningún dato serio.
Lo que encontramos cuando acudimos a investigaciones serias sobre este tema es que fue en Copenhague donde, en 1910, en la celebración de la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, se aprobó por unanimidad el establecimiento del Día Internacional de la Mujer Trabajadora como método de lucha por la causa de la mujer. Esto fue gracias e la propuesta hecha por una mujer socialista y alemana,
Clara Zetkin.
Con respecto al incendio anteriormente mencionado: si ocurrió, pero no en 1857, ni en 1908, sino el 25 de marzo de 1911, pocos días después del primer encuentro internacional y en la fábrica “Triangle Shirtwaist Company” de Nueva York, donde murieron más de un centenar de trabajadoras. La relevancia que se le otorga es debida a que se hizo referencia a él en muchos de los encuentros anuales posteriores, pero no fue el origen del Día Internacional de la Mujer. Del mismo modo se sabe que si ocurrió una manifestación del sector textil, pero el 27 se septiembre de 1909, y la huelga se prolongó durante 13 semanas (hasta el 15 de febrero de 1910), pero tampoco tuvo parte en la instauración de la celebración del 8 de marzo.

En la foto Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo

Lo que parece haber ocurrido es que a finales del siglo pasado ha tratado de desvincularse la aparición de este día con el comunismo, que es en lo que derivaría el socialismo de aquel entonces. Y para esto se han elaborado diferentes farsas que al final no han podido sostenerse.
Prosiguiendo con la historia de la lucha de la mujer, y dejando ya polémicas a parte, tras el éxito del primer encuentro más países fueron sumándose a la manifestación pública sucedida. Rusia lo hizo en 1913, y en el resto de Europa se llevaron a cabo mítines de apoyo a la mujer y en contra de la guerra (Primera Guerra Mundial) en 1914 en fechas cercanas al 8 de marzo.
Fue el 8 de marzo de 1917 en Rusia donde, como consecuencia de la escasez de alimentos, las mujeres se amotinaron. Este importante acontecimiento marcó el comienzo de la Revolución Rusa, que derivó en la caída del Zar y en el establecimiento de un gobierno provisional que por primera vez concedió a la mujer el Derecho a Voto. Por la relevancia de este suceso, y sobre todo porque fueron las mujeres quienes lo llevaron a cabo parece ser que se situó definitivamente en el día 8 de marzo del calendario gregoriano el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.
Ya en 1920 en Estados Unidos se logra la aprobación de la Decimonovena Enmienda de la Constitución Estadounidense por la que se otorga a las mujeres el derecho al sufragio en este país.
Otro hecho importante es la adhesión a la defensa de la mujer y de sus derechos de las Naciones Unidas desde que en 1945 se firmó en San Francisco una carta que constituye el primer acuerdo internacional que defiende la igualdad de ambos sexos como derecho fundamental e indiscutible. Y actuando en consecuencia desde entonces las Naciones Unidas han tomado innumerables medidas en diferentes campos con el fin de lograr que lo escrito en aquella carta se vea algún día plasmado en la realidad, destacando como ejemplo la declaración de 1975 como “Año Internacional de la Mujer”, así como la adopción de numerosas medidas legislativas, sociales, etc. Y, como no podía ser de otra manera, dicha organización, con cuya mediación se ha conseguido que incluso más países se unan a nuestra causa, también se ha unido a la celebración del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo,
Ya para terminar sólo me falta resaltar que la situación de la mujer ha evolucionado de manera vertiginosa desde que un millón de mujeres se reunieran el 19 de marzo de 1911 para reivindicar públicamente lo que por naturaleza les correspondía, pero no debemos olvidar que un siglo después aun hay objetivos que no se han logrado, como la no discriminación de la mujer en el trabajo. Es por esto que no debemos relajarnos ni conformarnos, especialmente el día 8 de marzo. Debemos no ser conformistas y recordar que esta es nuestra causa, y que ningún organismo oficial va a defenderla con más garra que nosotras mismas. Podemos hacerlo desde nuestras familias, amigos y trabajo, y sobre todo recordando que lo tenemos mucho más fácil actualmente ya que otras han superado muchas dificultades a lo largo de la historia.

http://www.diadelamujer.net/



































































1 comentario:

Anónimo dijo...

Exztraña coincidencia que lo celebren en el casino, donde no existe ni una sola mujer en su directiva actual.