viernes, 22 de agosto de 2008

Condolencias.

En circunstancias como estas las palabras poco dicen. Es la hora en que debemos estar junto a los afectados demostrandoles nuestro apoyo. No solo hoy sino también mañana, puesto que el vacio que les queda tardara en llenarse.

1 comentario:

Un canario dijo...

Todo el pueblo canario llora por esta desgraciada que no ha dejado a nadie indiferente. Aplaudo a los políticos de todos los colores que han sabido reacionar con el sentir de su pueblo.