Domingo 10 de Septiembre X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LEZCANO NARRADOR

Domingo 10 de Septiembre  X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LEZCANO NARRADOR

X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LA CANTADERA

X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LA CANTADERA
Domingo 10 de Septiembre. 20.30 Horas Proyecto escénico musical de Folk Canarias, inspirado en un cuento de Pedro Lezcano.Organiza Concejalía de Cultura Ayuntamiento Santa Brígida

lunes, 31 de marzo de 2014

CARNESTOLENDAS EN SATAUTE

Las Carnestolendas Satauteñas están llegando a su fin, este sábado 5 en Pino Santo alto Concluirán . Comenzaron el Sábado 22 de Marzo con el Carnaval Vecinal" el de las tortillas" en el Parque Municipal,Velatorio de la Sardina ( que ha vuelto... después de estar secuestrada desde el 2010), le siguieron el día de Carnaval en Pino Santo Bajo,el tradicional Carnaval del Porrón en el llano de María Rivera , y las Tortillas de Carnaval el sábado pasado en la Asociación de Vecinos el Madroño.

Rememoramos el famoso Carnaval de Santa Brígida "el de Antaño" con imagenes del de 2001" CARNAVAL DE CINE" y el pregón de " Marilyn Monroe" que nos ha cedido el vecino " Pepin" 


PREGÓN CARNAVAL 2001
Comenzaré dando las gracias a la Organización del Carnaval, por haberme dado la oportunidad de ser el pregonero de este año 2001, ya que en este municipio, siempre se podrá encontrar gente capacitada para llevar a cabo la función de pregonero, y este año ellos han pensado en mí, y esto me llena de orgullo.
Mi recuerdo de los carnavales se remonta a mi niñez, en la que el vestido de mascarita era normalmente el traje de vieja, o una chaqueta del abuelo. Nos pintábamos la cara con corcho quemado y tras ésto, salíamos por las calles del casco a pedir puerta por puerta, un huevo o una perra.
También, muchas veces, corríamos delante de Juanito Monzón (el guardia de turno), o evitamos el tirón de orejas de D. Francisco González, el cura. Con anhelo recuerdo, la tortilla de carnaval que nos hacía nuestra madre con los huevos que nos habían regalado; y la harina intentábamos cogerla de la panadería de Marrerito o en la de Fernando Cárdenes.



Nunca olvidaré a una mascarita con tanta historia como el llamado “ Pepito el Pintor”, personaje que pasaba toda la semana del carnaval por el casco y todos los barrios, un día de gitana, otro de vieja, siempre ataviado con sus singulares disfraces. Era todo una figura en nuestra Villa de Santa Brígida, y un gran exponente de nuestro genuino Carnaval.
En este resumen del comienzo de los carnavales en Santa Brígida, no puedo olvidar los bailes en “ la Sociedad”, allá por los años 57-58, y al que hoy conocemos como Real Casino (de Santa Brígida), en el que todos los años por las mismas fechas se encontraban los vecinos para disfrutar del Carnaval, recuerdo a Sixto Muñoz, a Pepe Juan Ventura, y una gran lista de vecinos y vecinas simpatizantes del Carnaval y que gracias a ellos las nuevas generaciones podemos disfrutar de sus vivencias.


Para entrar al casino a un baile de carnaval, había que pasar por una serie de requisitos. Estaba compuesto por dos comités de recibimiento, uno en la puerta principal, encargado de controlar a las mascaritas. Si venían caminando, es que esa mascarita venía de la “Punta del Muelle” lugar que es hoy el extremo del Calvario y alrededores; y si venían en coche, es que esa mascarita era de pa fuera, de la capital, de algún barrio y quizás de otro pueblo.
El segundo comité, se encontraba en la segunda puerta, entrando a la derecha. Había una barra donde despachaban Laureanito Rodríguez o Luis Suárez. Estos señores, (los del comité) estaban pendientes si la mascarita era macho o hembra; si era macho pasaba por la oficina y si era hembra, el “maestro Leopoldo”, hacía un movimiento de cabeza y pa’dentro.
Un año me puse en contacto con el Sr. Leopoldo para que me dejase entrar cuando llegara disfrazado de mujer, cogí a Martín “El Cartero” que conducía un taxi para que me fuera a recoger a mi casa y me llevara al Casino. Cuando llegué, me bajé del taxi y.... ¡éxito! todo, el segundo comité, se turnó para perseguirme durante toda la noche, pero yo le dirigí mi atención a uno de ellos, a un hombre muy importante en este pueblo, que más tarde me invitó a dar un paseo “ al Monte” pero cuando me senté en el coche y le dije quien era, procedió a mandar recuerdos a mi madre, y me pidió que por favor no se lo comentara a nadie.


Así pasaron los años, hasta que suspendieron los Carnavales en Santa Brígida, pienso que por motivos religiosos o políticos, aún así, algunos atrevidos, salían de carnaval desafiando los tiempos que corrían, especialmente los más jóvenes, haciendo caso omiso de cualquier prohibición y ajenos a las reprimendas.
Ya pasados los años, recuerdo lo divertido que fue cuando se celebró la primera Gala en el antiguo cine, se arrancaron las butacas y la moqueta del suelo, y hubo que ponerle polvos de talcos al piso, para poder moverse.
Como todos se acordarán se quedó un desnivel en el piso, y cuando uno comenzaba a bailar un pasodoble en la entrada, acababa pegándosela con el muro que separaba la pantalla.

El año 1982, fue para mí, y para la mayoría de los vecinos de este pueblo, una fecha inolvidable en lo que a los carnavales se refieren. Todos recuerdan aquel Dragón que con trabajo, tesón y mucha ilusión se elaboró, y se participó en los carnavales de Las Palmas y en el de Maspalomas, consiguiendo en ambos eventos premios importantes. Realmente fue algo maravilloso, y de remate, el de Santa Brígida, con una masiva participación de todo el pueblo en la quema del Dragón en el campo de fútbol; esa noche me fracturé un tobillo al pisar una piedra, (a propósito, a ver cuando tenemos un campo de fútbol con césped que ya estamos en el año 2001 y seguimos igual), aunque sea artificial pero también a muchos se le saltaron las lágrimas viendo aquel gran espectáculo, luego le siguieron otros como el tren, el castillo medieval, etc..
Con el tiempo, los carnavales en Santa Brígida se van engrandeciendo, se disminuyen los días pero ganan en espectáculo, colorido, luz, música y vestimenta. Este año vamos de cine, y estoy seguro de que con este traje, ataviado a lo Marilin Monroy hubiese sido en aquella época Reina del Carnaval, no uno, sino todos los años. Me ha gustado compartir el recuerdo con todos ustedes, de lo que fueron los carnavales en Santa Brígida, como los viví y de todas aquellas personas con las que compartí momentos tan agradables y divertidos.
No quiero perder esta oportunidad que me dan, para felicitar y nombrar a “La Peña de las Cañas” grupo maravilloso de hombres y mujeres que con unidad y compañerismo, lograron rebasar muchos años los carnavales de esta Villa, invitarles a todos y todas que este año participen del carnaval de Santa Brígida, que abran los baúles y saquen sus ropas, ¡cualquier cosa vale....! lo importante es pasarlo bien, bailar al ritmo de la Banda de Santa Brígida y compartir con todos los vecinos y los que se quieran unir, tres días de cine, con alegría, ilusión y un pizquitín de desenfreno....
Muchas gracias y les pido un aplauso para todas aquellas personas que hacen que nuestro pueblo y nuestro Carnaval continúe adelante...
Viva el Carnaval....
Viva la Villa de Santa Brígida....









No hay comentarios: