Domingo 10 de Septiembre X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LEZCANO NARRADOR

Domingo 10 de Septiembre  X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LEZCANO NARRADOR

X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LA CANTADERA

X MEMORIAL PEDRO LEZCANO: LA CANTADERA
Domingo 10 de Septiembre. 20.30 Horas Proyecto escénico musical de Folk Canarias, inspirado en un cuento de Pedro Lezcano.Organiza Concejalía de Cultura Ayuntamiento Santa Brígida

martes, 3 de febrero de 2009

Centenario de Pancho Guerra (1909-2009)


Pancho Guerra ha sido considerado por figuras como Carmen Laforet como "el Quijote canario", definición que también hizo suya el periodista Alfonso O'Shanahan. Puede parecer exagerado, pero tal comparación se ha hecho en base a la aportación costumbrista y lexicográfica que este periodista y polifacético personaje ha hecho a la cultura canaria.
Autor de ´Los cuentos famosos de Pepe Monagas´ y de canciones como ´Somos costeros´ o ´Barquito velero´

Pancho Guerra destacó por ser capaz de describir la realidad canaria, y el comportamiento de los canarios desde el respeto al lenguaje cotidiano de su pueblo. Sin duda y aunque la socarronería es una característica fundamental del canario, el autor utiliza esta característica para soslayar la crítica oficial al empleo del habla canaria en la escritura.


La importancia de la obra de Pancho Guerra ha llevado a Yolanda Arencibia, catedrática de Filología Española de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, a calificarlo como “el más alto representante de la literatura popular canaria de todos los tiempos”. Otros destacados escritores, historiadores e investigadores como Claudio de la Torre, José Pérez Vidal, Miguel Santiago, Carmen Laforet, María Dolores de la Fe, Marcial Morera o Maximiano Trapero también se han pronunciado en términos similares para referirse a la magnífica obra de Pancho Guerra. Junto a su indudable valor literario, su obra es imprescindible para conocer la isla de Gran Canaria de la primera mitad del siglo XX, al tiempo que para acercarse a los usos y costumbres de sus habitantes.El autor de ‘Los cuentos famosos de Pepe Monagas’, ‘Los entremeses de Pepe Monagas’ lo es también del ‘Léxico de Gran Canaria’, de un relevante número de comedias y de una extensa, ya actualmente insuficientemente conocida, obra periodística. Así como de canciones tan populares como ‘Somos costeros’ y ‘Barquito velero’.

Grancanarios ilustres: Pancho Guerra

Francisco Guerra Navarro nace en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) el 11 de junio 1909. Aprende las primeras letras de la mano de su padre, Miguel Guerra Marrero, maestro por aquel entonces de la Villa de San Bartolomé. Al ser destinado a la capital en 1923 se traslada allí con la familia. En Las Palmas comenzará a cursar el bachillerato al año siguiente y tras nueve años de estudios los concluirá en 1932.
La proximidad del domicilio familiar (calle López Botas) con la Escuela Luján Pérez hace que entre muy pronto en contacto con los jóvenes artistas que allí se congregan. En 1929, aproximadamente, cuando se produce la primera exposición de los alumnos de la Escuela, adopta el nombre familiar de Pancho Guerra como identificación literaria de sus escritos. Al año siguiente se incorpora a la redacción del Diario de Las Palmas, trabajando en la librería de Pacota Mesa de forma eventual y con ella comparte afinidades artísticas como la composición de las canciones Somos costeros o Barquito velero, que vienes y vas.
Durante los años de la Guerra Civil marcha al frente. Al regresar intenta continuar los estudios de Derecho que había iniciado antes de la guerra (y que había abandonado al sentirse atraído por el mundo del periodismo) pero nuevamente se reincorpora al Diario de Las Palmas, dejándolos definitivamente inconclusos.
En 1947 decide abandonar la isla y fija su residencia en Madrid. Allí trabaja como redactor y colaborador literario del periódico Informaciones. Por su labor como cronista de la Audiencia madrileña recibirá el Premio Nacional Manuel Tercero. En la capital de España permanecerá hasta su fallecimiento de un infarto repentino acaecido el 3 de agosto de 1961.
Hitos
En 1948 publica los Cuentos famosos de Pepe Monagas, aparecidos con anterioridad, semanalmente, en la páginas del Diario de Las Palmas y el Noticiero del Lunes. En 1958 publica su obra maestra, que no hay que confundir en modo alguno con los "Cuentos" y que serán las "Memorias de Pepe Monagas" con prólogo de Carmen Laforet. Póstumamente aparecerán publicados:
Contribución al léxico popular de Gran Canaria (1965) concluido de la A hasta la CH por el autor y terminado gracias a sus fichas por unos amigos, editándolo la Peña Pancho Guerra, junto con las restantes obras póstumas, agrupadas en cinco tomos:
1962: Siete entremeses de Pepe Monagas con prólogo de Vicente Marrero.


1968: Los cuentos famosos de Pepe Monagas, tomo I, con prólogo de Claudio de la Torre.

1969: 44 cuentos, tomo II, con prólogo de Simón Benítez.1970: 23 cuentos, tomo III, con prólogo de Francisco Aguilar y Paz.

1971: 31 cuentos, tomo IV, con prólogo de Francisco Rodríguez Cirujeda.

1972: 32 cuentos, tomo V, con prólogo de José Pérez Vidal.
Posteriormente se publicarían sus obras completas por iniciativa de D. Agustín Millares Carlo, dentro del Plan Cultural de la Mancomunidad de Cabildos de Las Palmas, la mejor edición con diferencia hasta hoy de su producción y que incluyó ilustraciones en color de Chóo Juáa entre otros prestigiosos ilustradores canarios.
Las últimas ediciones fueron una antología de la editorial Edirca y unos cuadernillos gratuitos repartidos por el periódico La Provincia.


"La intelectualidad (entendiendo "el mundo universitario"), la pedantería, suele hacer que la gente olvide escritores o intelectuales de la talla de Pancho Guerra, porque la connotación de lo popular y encima hacer gracia (incluso habérsele ocurrido hacer algo de folclore como el "Somos costeros") esa pedantería académica no lo puede soportar. Ha habido, y dentro de lo que yo considero, ese medio complejo nuestro de pensar que lo nuestro tiene poco valor, que hay que opacarlo, taparlo; cuando lo nuestro es lo que es y ya es hora de que lo respetemos nosotros mismos: son nuestras raíces, lo que somos y sentimos. Mucho del "reconocimiento" de Pancho Guerra tiene que ver con esa pedantería y estupidez del mundo académico y lo digo habiendo sido profesor universitario y sigo en la UNED, y de alguna manera hay cosas tan absurdas como cuando se reconoce haber leído a García Márquez, pero no parece muy aceptado haber leído a Pancho Guerra o a algún autor nuestro" Miguel Guerra Sociologo y Presidente
de la Fundación Pancho Guerra .

Fundación Pancho Guerra. mas información en : http://www.marcoshormiga.com/

No hay comentarios: